Trucha

 

En el verano de 1998 Luis y Paco, estudiantes de Ingeniería, pasaban el verano en León, en casa de sus padres. Alternaban interminables jornadas de estudio con alguna que otra cerveza cuando caía la fresca. No se sabe si fueron las cervezas o el aburrimiento (probablemente las dos cosas) lo que les llevó a robar algunas horas al estudio y hacer “algo” para la Casa Rural de La Cueta. Decidieron hacer una escultura. Buscaban algo original, pero que integrase elementos típicos de la zona. ?Y qué es lo que hay en Babia? Por ejemplo, truchas en los ríos y vacas en los campos. Así surgió esta obra, tan original, tan bella, y que obligó a los autores a aprender, entre otras cosas, a hacer hormigón. Lo cual siempre les pudo ser de gran utilidad. Lástima que siguieran perdiendo el tiempo, estudiando y más tarde, trabajando como “hombres de provecho”.